¡AnimaTE!


Siempre que puedo, repito este parlamento que dice Harvey Specter en "Suits": No tengo sueños, tengo objetivos. Y no porque sea una persona fría, sin ilusiones. Para mi, un sueño es algo que quiero alcanzar... ¿por qué no convertirlo en mi objetivo?
Muchas personas se pasan la vida en una ensoñación que las lleva a repetir: "Cómo me gustaría conocer España, tener un título, diseñar ropa para niños, pintar cuadros, estudiar piano..." Es entonces cuando me pregunto: ¿por qué quedarse en el sueño, en el anhelo, en el ansia de algo que puede obtenerse con un poco de esfuerzo?

Qué diferente sería todo si, aunque sea, algunos de estos sueños los llevásemos a la realidad... A veces, es cuestión de poner las cosas en claro y descubrir si podemos hacerlo en las condiciones actuales. En algunos casos, habrá que tomar medidas previas para llevarlos a cabo sin perder el rumbo en el intento. Otras veces, es cuestión de ponerse en marcha sin tantos preámbulos. Y también las habrá en que nos daremos cuenta, de manera realista, que nuestro sueño no se puede concretar como tal pero que existen algunas alternativas que podrían hacernos igualmente felices.
Nuestros sueños tienen que ver con nosotras mismas y por eso es importante conocernos profundamente. Ver en qué somos fuertes y en qué somos débiles. Descubrir si sabemos aprovechar oportunidades y sortear amenazas. Aprender estrategias para concretar los objetivos.
Cuando nos conocemos en profundidad, sabemos qué es lo mejor de nosotras mismas para mostrar a los demás. Si tu sueño está relacionado con la exposición pública (puede que seas profesional, comerciante, artista) conocerte es el paso previo y fundamental para diseñar tu branding personal: tu marca.

Y como somos seres sociales, una amplia red de contactos nos brindará apoyo y contención, además de ampliar nuestros horizontes de posibilidades.
Entonces, si estás decidida a convertir tu sueño en el próximo objetivo, te invito a que vengas a tomar el té con nosotras mientras participás del ciclo de cuatro talleres "AnimaTE" (podés hacer solo uno de los talleres, algunos o todos). Esta vez, estamos en Plaza Canning con Clara Art&Work, en el local 223. El primer encuentro es el viernes 26 de julio a las 18:00 horas:
Encuentro 1: Tu sueño: el próximo objetivo
Encuentro 2: Reinventate: convirtiendo debilidades en fortalezas
Encuentro 3: Como te ven, te tratan: branding personal
Encuentro 4: Networking: creando vínculos poderosos
¡Anotate ingresando a este link! https://www.facebook.com/events/473214699912975


Para saber en qué se te va el tiempo: CloudCal


Si sos como yo, no te alcanza el tiempo.

Hay muchas cosas para hacer en casa, en tu trabajo, en la vida diaria. Querés darle más horas a la familia, los amigos y a tus hobbies. Te gustaría pasar más ratos con tu pareja, jugar con tus mascotas, dedicarte al jardín o tu secreta vocación de chef. Querés ir al gimnasio, a correr, a practicar deportes. Salir al cine, al teatro, a un restaurant. Leer. Tomar sol. Hacer nada.

Pero no sabés en qué se te va el tiempo...

Este año, como todos los años, me propuse administrar mejor mi tiempo y para eso, quiero saber en qué lo invierto (o lo gasto, como gusten). Por eso empece a probar aplicaciones que me indiquen exactamente y de un vistazo, a qué le dedico tantas horas. Por supuesto, nada es automático y se requiere un mínimo esfuerzo de tu parte, pero en seguida ves los resultados. Ahora depende de cada uno reorganizarse.

La aplicación que estoy usando desde que comenzó el año se llama CloudCal. Como dicen en su sitio web, "CloudCal ofrece Magic Circles, que transforman cada día del mes en una esfera de reloj. Con una mirada rápida, obtendrá una hermosa representación codificada por colores de las horas libres y ocupadas." Y así es. La primera vez que lo utilicé, me tomé el trabajo de ir ingresando en mi calendario de Google cada cosa que me ponía a hacer, categorizadas con distintos colores según correspondieran a "Hogar", "Profesional", "Personal", "Descanso y entretenimiento". Sencillamente, ingresé en el calendario lo que estaba haciendo y le otorgué una categoría. A final del día, con solo mirar el Círculo Mágico pude ver a qué cosas le había dedicado más tiempo y en qué se me estaban yendo las horas.

Lo bueno es que CloudCal se sincroniza fácilmente con Google Calendar, Google Tasks, Microsoft Outlook / Exchange. Así, podés comenzar a utilizar CloudCal enseguida. Y también podés sincronizar Evernote y Facebook, para tener todo a mano. Con Evernote y CloudCal juntos, podés sincronizar las tareas pendientes. Agregando Facebook en CloudCal podés seguir tus eventos favoritos y responder a todas las invitaciones directamente desde CloudCal. Al estar integrado con Google, podés obtener a través de GoogleNow actualizaciones de tránsito, recordatorios y muchas cosas más.

Las diferentes pantallas son muy buenas: tenés la vista del mes para una visión general, y también la vista de la semana, el día y la agenda.

¿Más cosas? Podés geolocalizar tus eventos rápidamente y agregar ubicaciones; los mapas tienen zoom integrado.

¿Querés compartir un archivo o la agenda de una reunión? Sencillamente adjuntá archivos a tu evento. Los archivos adjuntos pueden ser documentos, una foto, un mensaje de voz, ya sea que esté en tu dispositivo o en Dropbox.

Cuenta con búsqueda integrada, de modo que podés encontrar eventos por título, ubicación, por nota o por adjunto.

También podés agregar descripciones a los eventos usando tu voz.

Gracias a esta aplicación, estoy tomando conciencia acerca de a dónde se me va el tiempo. Ahora es cuestión de elaborar un plan para optimizar mi agenda diaria y poder disfrutar a la vez que cumplo las tareas.

Es el gran desafío, ¿no?








Más leídas

Danos "Me gusta" Facebook