¿Cuál es tu potencial?

¿Cuál es la mejor versión de vos misma?
¿A dónde podrías llegar?
¿Cuál sería tu línea de arribo si te decidieras a dar lo mejor y esforzarte, en lugar de conformarte con hacer las cosas para mantenerte a flote?
¿Y si una vez que llegaras donde creías que debías estar, te das cuenta que podés ir por más?
Como dice el título del libro de Dyer, "El cielo es el límite"...
Si sos buena haciendo música, trata de ir más allá: subí tu música a las redes sociales, conectate con otros músicos, date a conocer.
Si tenés una idea que puede mejorar las cosas en tu trabajo, armala como propuesta y dasela a conocer a tus jefes.
Potencial es todo aquello que está en vos y que puede hacerte crecer pero que por ahora está haciendo fiaca.

¿Qué amenazas te acechan?

Mientras que las debilidades son limitaciones que tienen que ver con vos misma, con tu forma de ser, las amenazas son algo que viene de afuera.
Una amenaza podría ser que en tu trabajo aparezcan personas más capacitadas, haciendo que tu puesto corra peligro si no empezás a perfeccionarte y mejorar de manera continua.
Una amenaza podría ser que haya muchas competencia en tu trabajo o profesión y si no haces algo por diferenciarte, podés terminar perdiendo.
Una amenaza podría ser no hablar otro idioma si trabajás en una empresa multinacional; no estar al tanto de las tendencias de la moda si te dedicás al diseño, la costura o tenés una boutique...
El mundo avanza, evolucionan las tecnologías y las tendencias cambian a una velocidad que cuesta adaptarse: esas son amenazas si no te preparás y tenés claro que hay que estar a la vanguardia, o al menos, al día.

Más leídas

Danos "Me gusta" Facebook