Edith Clarke, primera en muchas cosas

09:16:00


¿Alguna vez escuchaste hablar de Edith Clarke? Te cuento que fue la primera en muchas cosas: la primera ingeniera electrónica estadounidense, la primera profesora de ingeniería eléctrica en la Universidad de Texas, la primera mujer en obtener un Master of Science en ingeniería eléctrica del MIT, la primera mujer en presentar un documento ante el Instituto Americano de Ingenieros Eléctricos, la primera ingeniera en conseguir un puesto profesional en la sociedad de honor de ingenieros más antigua de Estados Unidos, Tau Beta Pi y la primera mujer en ser aceptada como miembro con derecho completo a voto de la AIEE.

Edith nació el 10 de febrero 1883 en en una próspera granja de Howard County en Maryland. Su padre se llamaba John Ridgely Clarke y era abogado y agricultor; su madre se llamaba Susan Dorsey Owings y tuvo ocho hermanos. Su padre murió cuando ella tenía siete años; a los 12, falleció su madre y un tío se hizo cargo de su guarda mientras su hermana mayor cuidaba de ella y los otros hermanos. Edith fue a la escuela Briarley Hall, un internado para niñas en el condado de Montgomery, donde aprendió latín, literatura inglesa e historia. En su infancia padeció problemas de aprendizaje en lectura y ortografía pero demostró tener grandes aptitudes para las matemáticas y los juegos de naipes. Recibió un riguroso entrenamiento en aritmética, álgebra y geometría que sentó las bases de su futura carrera. Más tarde fue enviada a un internado hasta que cumplió 16 años.

Contra el consejo de su familia y los amigos, Edith utilizó su herencia para estudiar matemáticas y astronomía en el Vassar College, donde se graduó en 1908 con honores como una Phi Beta Kappa. Después de la universidad, enseñó matemáticas y física en un colegio privado en San Francisco y en la Universidad Marshall , en Huntington.

Después de haber padecido una enfermedad grave, en 1911 comenzó estudios de Ingeniería Civil en la Universidad de Wisconsin–Madison, pero dejó los estudios en 1912 para convertirse en una "calculadora humana" en la compañía de telecomunicaciones AT&T. Allí realizó cálculos para el ingeniero George Campbell, que aplicó métodos matemáticos para resolver los problemas de las transmisiones eléctricas de larga distancia. En aquel entonces, la única posibilidad para las mujeres dentro de la AT&T era desempeñarse como analista, brindando asistencia a la investigación masculina mediante cálculos pero sin reconocimiento. Mientras trabajaba en AT&T, por las noches estudiaba ingeniería eléctrica en la Universidad de Columbia y para aumentar sus conocimientos, siguió un curso de radio en el Hunter College. En 1918, Edith se matriculó en el Instituto Tecnológico de Massachusetts, y el año siguiente se convirtió en la primera mujer en obtener un Master of Science en ingeniería eléctrica del MIT.

En 1919, sin poder encontrar un puesto como ingeniera, comenzó a trabajar en General Electric con el cargo de supervisora de ordenadores en el Departamento de Ingeniería de Turbinas. En su tiempo libre, inventó la calculadora Clarke, que consistía en un dispositivo gráfico que resolvía ecuaciones tomando en cuenta la corriente eléctrica, el voltaje y la impedancia en líneas de transmisión de energía. Su invención solucionaba ecuaciones lineales diez veces más rápido que los métodos utilizados hasta entonces. Clarke obtuvo la patente de su invención en 1925.

Cuatro años antes había dejado General Electric para enseñar física en Turquía, en el Constantinople Women's College pero en 1922 General Electric la contrata como ingeniera electrónica, donde trabajo hasta 1945. En 1947, entró a formar parte de la facultad del Departamento de Ingeniería Eléctrico de la Universidad de Texas en Austin, en donde fue nombrada la primera profesora de Ingeniería Eléctrica del país. Dio clases durante diez años y se retiró en 1957.

Edith nos legó sus investigaciones: fue autora o coautora de 18 documentos técnicos entre los años 1923 y 1951, dos de ellos galardonados por la AIEE: en 1932 por el mejor artículo regional y en 1941 por el mejor artículo nacional.  En 1943, escribió un libro de texto titulado Circuit Analysis of A-C Power Systems. En 1950, publicó un segundo tomo de la obra.

En 1954, recibió el Premio al Logro de la Society of Women Engineers y hace tres años, en enero de 2015, Edith Clarke obtuvo un reconocimiento post mortem:  ingresó al National Inventors Hall of Fame (NIHF), integrado por un grupo selecto de alrededor de 500 ingenieros y científicos que cambiaron la historia del mundo con sus ligros y descubrimientos.

Murió el 29 de octubre de 1959 en Olney, Maryland.

You Might Also Like

0 comentarios

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Más leídas

Danos "Me gusta" Facebook